Los omega 3 para una visión saludable

Durante mucho tiempo, los omega 3 han sido apreciados por su papel en la salud del corazón y el cerebro. Lo que muchas personas desconocen es que los ojos también dependen de este nutriente fundamental. Como consumidores, deberían informarnos de qué tipos de omega 3 nos benefician más y dónde obtenerlos para mantener la salud ocular y la agudeza visual.

494324241

Los ojos y la nutrición

Según el National Eye Institute1, llevar una alimentación saludable es un componente importante de la salud ocular. El deterioro visual y el riesgo de desarrollar enfermedades oculares se incrementan con la edad. Algunos trastornos frecuentes incluyen cataratas, retinopatía diabética, degeneración macular asociada a la edad (DMAE) y enfermedad del ojo seco. La genética y la edad desempeñan un papel importante en el desarrollo y la progresión de estas enfermedades, pero todavía podemos controlar en gran medida algunos factores, como la alimentación y el estilo de vida.

Tipos de omega 3 relacionados con la salud ocular

Los omega 3 existen en tres formas: el ácido alfalinolénico (ALA), el ácido eicosapentaenoico (EPA) y el ácido docosahexaenoico (DHA). El DHA y el EPA son las formas más importantes para el desarrollo visual y la función de la retina3, la parte del ojo que recibe imágenes y envía señales al cerebro sobre lo que ha visto.

El EPA y el DHA se encuentran sobre todo en el pescado azul, como salmón, atún, fletán y caballa. El ALA se encuentra en alimentos vegetales como las nueces y las semillas de lino, pero el organismo debe convertirlo en DHA para activarlo. Esta conversión es muy ineficiente, por lo que es mejor no hacer de este ácido la fuente principal de omega 3.

El DHA y el EPA en la salud ocular

El DHA se encuentra en grandes concentraciones en la retina, lo que refuerza la hipótesis de que el DHA y el EPA son importantes para el desarrollo visual y el funcionamiento retiniano2. Los estudios indican que esta membrana puede degradarse con el tiempo si la alimentación no incluye suficiente DHA2.

Además, es posible que los omega 3 ejerzan un efecto antiinflamatorio en la retina2 y que contribuyan a aliviar la inflamación que caracteriza a muchos trastornos oculares.

El síndrome del ojo seco y las grasas omega 3

El síndrome del ojo seco se ha asociado especialmente a un nivel bajo o deficiente de DHA y EPA1. Lo habitual es que el ojo seco se desarrolle al envejecer, cuando los ojos no pueden mantener la producción de lágrimas necesarias para la salud. Puede deberse a distintas razones, como la exposición a entornos secos o a la luz solar, el tabaco, las alergias y la menopausia1. Los omega 3 parecen mejorar el funcionamiento de las glándulas meibomianas de los ojos4. Estas glándulas son las responsables de secretar grasas que revisten la superficie del ojo e influyen en la claridad de visión. El National Eye Institute afirma que en algunos pacientes con ojo seco la irritación ha disminuido gracias a complementos o fuentes alimentarias de ácidos grasos omega 3, como el pescado1.

Qué significa para nosotros

Comer alimentos ricos en omega 3, especialmente pescado, o tomar complementos de forma responsable, puede favorecer la salud ocular en general. No hay ninguna recomendación oficial del gobierno sobre la cantidad de ácidos grasos omega 3 que debemos consumir. Como dietista, yo sigo las recomendaciones de la Asociación Americana del Corazón, es decir, dos porciones a la semana, siendo una porción equivalente a 100 g de pescado cocinado.

Referencias

1.  nei.nih.gov [Internet]. Bethesda: National Eye Institute; c2017 [cited 2017 May] Available from: nei.nih.gov.

2. Querques G. Forte R. Souied EH.: Retina and Omega-3. Journal of Nutrition and Metabolism 2011;(2011):748361. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3206354/

3. Swanson D, Block R. Mousa, SA: Omega-3 Fatty Acids EPA and DHA: Health Benefits Throughout Life. Advances in Nutrition. 2012;3:1-7. http://advances.nutrition.org/content/3/1/1.full

4. Qiao J., Yan X.:Emerging treatment options for meibomian gland dysfunction. 2013;7:1797-1803.

Mensajes Recientes


Este sitio utiliza cookies para almacenar información en su equipo.

x